Círculo de amor

Y entonces mandó un mensaje de grupo.
-No quiero que se sientan mal, pero debo de confesar que he dejado de desearlos.
Ambos respondieron.
-Qué hicimos mal? 
Repuesta obligada
-No son ustedes, soy yo.
Mintió. Si eran ellos. Minuto seguido.
-Lo entiendo y te respeto.
-No me resigno qué puedo hacer para cambiar eso?
-No hace falta hacer nada, lo he decidido.
Todo estaba dicho su complicidad había terminado.

Ana E. Hinojosa

Espìritu de escritor, alma de poeta.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s