Círculo de amor

Y entonces mandó un mensaje de grupo.
-No quiero que se sientan mal, pero debo de confesar que he dejado de desearlos.
Ambos respondieron.
-Qué hicimos mal? 
Repuesta obligada
-No son ustedes, soy yo.
Mintió. Si eran ellos. Minuto seguido.
-Lo entiendo y te respeto.
-No me resigno qué puedo hacer para cambiar eso?
-No hace falta hacer nada, lo he decidido.
Todo estaba dicho su complicidad había terminado.

Ana E. Hinojosa

Espìritu de escritor, alma de poeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s