Buscando las respuestas

Cuando la luz se oculta lento al ritmo de una oda al silencio, lo más vergonzoso de mi pensamiento sale de entre la penumbra de mi conciencia.
Y estúpidamente me atrevo a cuestionar tu obra, la sagrada, la perfecta, la bendita, a la cual como música perfecta no le sobra ni le falta una sola nota.
Y yo, siendo apenas una partícula en el universo pienso que puedo descubrir algo, me andentro en tus leyes y mandatos y nada me queda claro.
Cada noche es lo mismo, cada vez que lo pienso término vencida por el sueño, y a la mañana siguiente ni siquiera recuerdo que había en mi pensamiento.

Ana E. Hinojosa

Espìritu de escritor, alma de poeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s